Exportación de alimentos: ¿es para ti?

Foto exportación de alimentos
I

Exportación de alimentos: ¿es para ti?

julio 19, 2022

La exportación de alimentos es una actividad económica fundamental en España, y es una palanca de crecimiento muy potente para muchas empresas. Exportamos sobre todo frutas, hortalizas y legumbres, pero también otros productos como aceites y bebidas.

¿Tu empresa pertenece al  sector alimentario? Este post te ayudará a resolver tus dudas sobre la exportación, y a valorar si es una opción estratégicamente favorable para tu negocio.

¿Qué se necesita en España para exportar alimentos?

Algunos requisitos y trámites que necesitas cumplir para exportar dependen de cuál sea el país importador y también de cuál sea tu producto.

 El país importador puede pertenecer o no a la Unión Europea. El primer caso es el más sencillo, al formar parte España del territorio aduanero de la Unión Europea: en todo el territorio de la UE aplica la misma normativa. Ni siquiera se considera exportación. El Código Aduanero (CAU) regula (y simplifica) los trámites aduaneros entre países de la Unión Europea.

 Además la UE tiene acuerdos bilaterales de comercio con muchos países, como el bloque comercial de Sudamérica, Chile, México, Japón…

 Otros países como Estados Unidos o China, con los que no existe este tipo de acuerdos, son particularmente difíciles. Por ejemplo, para poder exportar a EEUU, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) tiene que validar que el producto sea apto, y esto supone una barrera enorme que se puede tardar incluso años en superar.

 China es otro gran mercado emergente, muy apetecible por el gran crecimiento que está experimentando pero… con muchas trabas a la exportación de alimentos. Un caso de estudio es la firma del acuerdo de exportación de frutos de hueso a China, tras innumerables controles fitosanitarios y un largo proceso de aprobación.

 Sea cual sea tu mercado objetivo, es imprescindible conocer las normas del mercado internacional relativas a este sector, el derecho arancelario y la fiscalidad del país. Para emprender el proceso de internacionalización es fundamental contar con asesoramiento especializado.

Consejos para triunfar en el mercado internacional

1.       Analiza el estado de tu empresa:

 Cada vez más empresas se lanzan al mercado internacional, pero no todas consiguen sus objetivos.

A veces se piensa en la exportación como una posible solución a resultados poco favorables. Puede parecer razonable probar suerte en otro mercado donde la situación sea más benigna o haya mayor poder adquisitivo, pero es difícil que funcione sin un análisis previo y sin definir una estrategia.

Hay que tener en cuenta que exportar significa crecer. Antes de empezar, la empresa debe analizar su capacidad de crecimiento para cumplir con las demandas de su mercado objetivo. Esto implica tener capacidad financiera para asumir la inversión necesaria. ¿Es la situación de tu empresa? Entonces, adelante con el siguiente paso.

 2.       Encuentra tu valor diferencial.

¿Qué hace que tu propuesta de valor sea competitiva? ¿La calidad, el precio, tu gestión logística?

Sea cual sea, exportar implica innovar y mejorar tu propuesta de valor para poder competir en un mercado más amplio y complejo. Necesitas ser mejor que la competencia.

¿Tu producto ya triunfa en España? Entonces tienes más posibilidades de conquistar tu mercado objetivo… Pero no siempre funciona así. Lo que triunfa en un país puede no funcionar en otro.

Una forma de marcar la diferencia es obtener una certificación de la calidad alimentaria como IFS o BRC, que además son requisito imprescindible en ciertos mercados. De hecho, no certificar la calidad es una oportunidad perdida frente a otras empresas que sí puedan mostrar su certificación como argumento. En un mercado tan sensible como el alimentario, la calidad demostrable es muchas veces el factor competitivo definitivo.

 3.     Analiza el mercado de destino:

¿Ya has elegido el país al que quieres exportar? Recopila toda la información necesaria del país importador: su situación económica y política, el tamaño de tu mercado, la competencia… Esto te ayudará a pronosticar la demanda y las tendencias de consumo. Identificar a tus clientes en tu país objetivo también forma parte de esta fase.

Además necesitas tener en cuenta los impuestos y leyes aplicables a tu producto. Más allá de aranceles y trámites aduaneros, puede haber restricciones o bien otros factores a contemplar.

Por poner un ejemplo, el país importador de tu mercancía puede exigirte que tus almacenes estén homologados según sus requisitos para tener la mercancía en cuarentena. O quizá tu producto tenga que estar envasado y etiquetado de una forma determinada.

 4.     Busca buenos apoyos

Las ayudas gubernamentales impulsarán tu iniciativa. Los asesores especializados en el sector suelen tener información actualizada sobre programas de financiación y ayudas a la exportación a las que puedas aspirar.

En la Cámara de Comercio también pueden orientarte sobre posibles socios comerciales y facilitarte más información de interés.

 5.    Apuesta por las nuevas tecnologías

Internet ha venido a democratizar el comercio exterior. La exportación, que hace años era una oportunidad solo al alcance de las empresas más grandes, ayuda a que las empresas puedan alcanzar mercados internacionales de forma más fácil y con una menor inversión.

Gracias a las nuevas tecnologías puedes mostrar al mundo tus productos y tu propuesta de valor a coste bastante bajo, ¡no dejes escapar la oportunidad! Muchas PYMES están apostando por el ecommerce e invirtiendo en promocionarse con herramientas digitales.

La clave está en construir una cadena logística que sea competitiva, que el almacenaje y la distribución sean capaces de atender las demandas de los clientes online, y tan económicos y rápidos como sea posible.

Toda esta información debe recogerse en tu plan de internacionalización, que comprende un plan de acción con objetivos y plazos, así como información financiera.

En Redimensiona podemos ayudarte a obtener certificaciones de la calidad alimentaria de normas como IFS o BRC, muy importantes en la exportación de alimentos.

También ofrecemos servicio de consultoría estratégica. Te ayudamos a decidir si la exportación de alimentos es para ti. ¿Hablamos?

También te puede interesar…

Abrir chat
Hola ¿necesitas ayuda?
Hola, soy Alejandro.
¿En qué te puedo ayudar?