Lean Six Sigma, la oportunidad de oro para optimizar tu negocio

Qué es el Six Sigma
I

Lean Six Sigma, la oportunidad de oro para optimizar tu negocio

septiembre 15, 2021

Mejorar es el objetivo de cualquier empresa. ¿Acaso hay otra forma de competir? Mejorar la eficiencia, los procesos productivos, los resultados… Todas las empresas necesitan adoptar estrategias de optimización cuyo funcionamiento esté comprobado.

 Lean Six Sigma es sinónimo de mejora que ayuda a alcanzar mejores resultados rápidamente, invirtiendo lo mínimo posible. Y es una metodología que puede aplicarse en tu empresa. ¡Te lo contamos!

Lean Six Sigma: sumando estrategias

Lean y Six Sigma son metodologías diferentes, aunque se complementan entre sí.

 A la implementación de la metodología Six Sigma se añade el uso de la estadística y las herramientas Lean. El resultado es un método cuya eficacia para mejorar los resultados de las PYMES  se ha documentado repetidas veces.

 Al conjugar las mejores virtudes de ambas estrategias, surge la metodología Lean Six Sigma. Es un modelo muy versátil, capaz de ofrecer resultados en empresas productoras, comerciales o de servicios, y accesible para organizaciones de cualquier tamaño.

 Aplicar el modelo Lean Six Sigma no solo aportará a la empresa una nueva forma de abordar y resolver sus problemas, sino que permitirá alcanzar importantes mejoras estratégicas y operativas.

Lean, más valor y menos desperdicio

La metodología Lean se centra en aportar valor eliminando cualquier desperdicio mediante la adopción de procesos de mejora continua que involucran a toda la organización. Innumerables casos de éxito de aplicación de esta filosofía demuestran que con cambios pequeños pueden alcanzarse resultados significativos de mejora.

Six Sigma: el cliente es la prioridad

Por su parte, la metodología Six Sigma prioriza al máximo los requerimientos de los consumidores o potenciales clientes.

 Esta filosofía se apoya en diferentes herramientas estadísticas para optimizar los procesos y mejorar la competitividad de las empresas. Se ha definido como la estrategia más poderosa de los últimos 50 años.

 Algunas de las herramientas de la metodología Six Sigma son el procedimiento DMAIC (Define-Measure-Analyse-Improve-Control), el diagrama de Ishikawa o la herramienta 5 Why entre otras.

5 grandes beneficios que Lean Six Sigma aportará a tu empresa

El método Lean Six sigma ayuda a la empresa a mejorar tanto los procesos como su capacidad de análisis.  Estos son los principales beneficios de implementar esta metodología:

1. Aumentar los ingresos

Gracias a la racionalización de los procesos que se llevan a cabo en la empresa, se consigue que éstos sean más rápidos y más eficientes, sin que la calidad se vea afectada. Con esta metodología, las empresas producen, entregan y venden más productos y servicios empleando menos recursos, y los resultados se muestran en el crecimiento de los ingresos. 

 

2. Reducir los costes

La metodología Six Sigma o Seis Sigma se ocupa, entre otras cosas, de profundizar en el análisis de cada una de las acciones que se llevan a cabo en la empresa con el fin de eliminar aquellas que sean innecesarias. Además ayuda a reducir los residuos, que consumen recursos de la empresa y no generan valor.

 Poner el foco en la reducción de residuos y la eliminación de acciones o pasos prescindibles permite a las empresas optimizar sus procesos y lograr importantes reducciones de costes.

 

3. Mejorar la satisfacción de los clientes

Six Sigma aborda la percepción que los clientes tienen del producto o servicio, identificando los problemas o insatisfacciones que puedan existir para eliminarlos.

 La actualización de los procesos y la mejora en el control de calidad inherentes a la metodología Six Sigma resulta en la mejora del producto final, consiguiendo ganar o recuperar la confianza del cliente en la marca. La satisfacción de los clientes es un indicador del éxito de la empresa y también la clave para fidelizarlos.

 

4. Optimizar la estrategia de la empresa

El modelo Lean Six Sigma también se ocupa de mejorar la planificación estratégica de la empresa. A partir de la definición de objetivos y del análisis inicial, la estrategia se centrará en las áreas de mejora de los procesos tanto internos como externos, y también de la calidad del producto o servicio final.

 

5. Potenciar la eficacia de los equipos

Los equipos formados en Lean Six Sigma adquieren un sentido de la responsabilidad que potencia su implicación en el trabajo y en la consecución de objetivos. La formación Lean Six Sigma aporta a los empleados la capacidad de determinar la forma en que sus rutinas impactan en el resultado global, y les dota de los recursos que necesitan para combatir los fallos o ineficiencias de los procesos. Todo esto deriva en un aumento drástico de la eficacia del equipo y de éxito sostenible en el tiempo.

En definitiva, implementar Lean Six Sigma podría ser la oportunidad de oro para llevar la calidad de tu producto a otro nivel, consiguiendo importantes ahorros y optimizaciones durante el proceso.

 ¿Te gustaría mejorar la competitividad de tu empresa y afianzar su posición en tu sector?

También te puede interesar…

Abrir chat
Hola ¿necesitas ayuda?
Hola, soy Salvador.
¿En qué te puedo ayudar?